¡Hola!

Cacahuete

Craft

Miscelánea

10 feb. 2014

Sur le pont d'Avignon

No, no estoy aprendiendo francés, sigo sin tener ni papa (que este blog no lo lea mi profesora de francés del intituto, por favor).

El título de este post viene a cuento de un descurbrimiento que he hecho recientemente. La primera palabra de un bebé es todo un acontecimiento. Normalmente empiezan por "Mamá" y "Papá". Yo siempre he pensado que el cacahuete lo primero que diría sería "Fanta" o "Zelda", que son sus hermanas peludas y los nombres que más se oyen en casa (casi siempre seguidos de un ¡¡¡¡NOOOO!!!!). El caso es que el otro día nos sorprendió y entre balbuceos dijo claramente su primera palabra. Inmediatemente recorde lo primero que mi sobrina, la mayor, tuvo a bien decirnos al padre del cacahuete y a mi con apenas 6 meses. Mi sobrina nos miró muy seria y nos dijo:

Grenoble

Ante esto nos vimos obligados a dejar de hacer los gorgoritos y muecas estúpidas con las que estábamos deleitándola.

El caso es que el otro día estaba cambiando el pañal del cacahuete, operación que, desde que ha incorporado otros platos a su dieta además de la leche, resulta realmente heróica, y entre "auuuu" y "eoooo" nos soltó de forma clara y precisa:

Avignon

Y se quedó tan ancho.

De todo esto deduzco que en mi familia somos unos cutres y en lugar de encargar los bebés a Paris los encargamos a provincias. Qué le vamos a hacer.



No hay comentarios :

Publicar un comentario