¡Hola!

Cacahuete

Craft

Miscelánea

19 jun. 2014

Un "DIY" para el veranito


No sé si os habéis fijado que por todas partes se ven capazos pintados, ¡me encantan! Pero yo quería uno a mi gusto. Además, tengo varios cumples a la vista y pensé que podía ser un regalo muy chulo y con mucho valor añadido al estar hecho con mis propias manos ¿no creéis? 

Es bastante fácil, no hace falta ser Picasso. Fijaos que en este caso usé unos triángulos, ¡no puede ser más sencillo! La pintura es Chalk Paint Auténtico que es una pintura soluble en agua (importante si eres patoso ;) ) y que deja un efecto final como de tiza, de ahí el nombre. Este tipo de pintura puede aplicarse sobre casi cualquier superficie sin tratarla previamente, así que si queréis darle una nueva vida a algún mueble, os la recomiendo.

Lo primero que hay que hacer es comprar un capazo sencillo y sin adornos. En Holamama tienes de 3 tipos: grandes con asas grandes (como el que usé esta vez), grandes con asas pequeñas y pequeñitos, ideales para niñas. En el mismo sitio compré también la pintura eligiendo los colores blanco y verde delicado. Si sois de Madrid os recomiendo que os paséis por esta tienda, tiene cosas muy bonitas para celebraciones, scrapbooking y manualidades en general. Además, su dueña es un amor y os ayudará con lo que necesitéis. Si no sois de Madrid también podéis comprar en su tienda online.

Bueno, al lio. Yo decidí pintar algo más de la mitad de blanco, para lo cual me puse un cinta de carrocero que me sirvió de guía.


Esperé a que secara, pero no fue más de una hora; esta pintura seca muy rápido. Después marqué suavemente con un lápiz sólo los vértices de los triángulos para tener claro dónde los quería. Me daba igual que no salieran perfectamente geométricos, era parte de la gracia. Con un pincel más pequeño los pinté con el color verde. ¿A que quedó bonito?

Es un diseño muy sencillo y de colores sutiles, pero el estilo sólo depende de cada uno. Podéis elegir colores más vivos y otro tipo de dibujos: flores, estrellas, rayas... ¡Imaginación al poder!

Ahora sólo me queda estrenarlo. Qué ganas de playa tengo, madre mía... 


No hay comentarios :

Publicar un comentario