¡Hola!

Cacahuete

Craft

Miscelánea

20 nov. 2014

Primer Cumpleaños del Cacahuete, el making of

Muchos me habéis preguntado cuándo llegaría el post de hoy. Ya sé que prometí enseñaros el resultado de la fiesta de primer cumpleaños del cacahuete y de eso hace ya dos meses, pero últimamente tengo la cabeza en mil sitios y el blog lo he dejado un poco de lado. Ahora que ya tengo un poco de orden otra vez en mis rutinas, me propongo firmemente volver a daros la brasa con más frecuencia.


La fiesta fue genial, básicamente porque el pequeñajo lo pasó pipa, que era de lo que se trataba. Sobró comida para alimentar a un regimiento, hubo regalos genialosos y la compañía fue inmejorable. Cuando estás lejos de la familia este último punto se convierte en muy, muy, muy importante, mucho más de lo normal. ¡Gracias, chicos! ;)



Como ya os explicaba aquí, la temática de la fiesta era basicamente un picnic en el bosque para que pudieran venir sus amigos el Oso y la Liebre

Los colores protagonistas eran el verde y el rojo. Hice unos cuantos pompones de papel de seda verde para, con un poco de imaginación, tener unos frondosos árboles. Hice una guirnalda con cartulina verde y ocre para poner el "felicidades" y el nombre del cumpleañero con catulina roja sobre unos círculos de corcho que se venden como salvamanteles en varias tiendas de decoración lowcost.

Para vestir las mesas elegí unos manteles verde oscuro combinados con otros de color rojo con topos blancos que recordaban a la típica seta donde viven los pitufos y que no es muy apta para el consumo humano, je, je.



No podía faltar la cesta de picnic (un poco viejita y que uso normalmente para guardar mis ovillos de lana en el salón de casa) con toda la vajilla para los invitados y con un kit de etiquetas de pizarra y tizas para que cada uno pudiera personalizar su vaso y así tenerlo localizado siempre.


La comida era la tradicional de un cumpleaños de nuestra infancia, así que no podían faltar las medianoches variadas, patatas, gusanitos ¡y muchas chuches! y, en homenaje a nuestras meriendas ochenteras, unos bocatas de chocolate con leche. Éstos últimos me consta que causaron furor ;)


Por último le hice un diorama a mi cacahuete con los invitados de honor, el Oso y la Liebre. Por ahora no jugará con él, porque peligraría su integridad, pero servirá para decorar algún rincón de su cuarto. 

Lo hice con un cajón de madera que forré por dentro con papeles de scrap que tenía en casa. Con unas ramitas que cogí en los paseos con las perras simulé unos árbolitos y con cartulina y algunas flores, que uso como adornos también para scrap, le hice algo de vegetación baja. Le puse un sol brillante y unos pajaritos de colores y, por supuesto, un oso y una liebre (creo que es un conejito, pero da el pego ;D). 

Las reproducciones de los dos animales son de la marca Schleich y se venden en Imaginarium. Hay reproducciones de este tipo en casi cualquier tienda de juguetes pero la calidad y la perfección de las de la casa Schleich es tremenda. Mis favoritos, sin duda.


Pues esto es todo. ¡Prometo volver pronto por aquí!




4 comentarios :

  1. La verdad es que estaba precioso, nadie diría que era el local de la comunidad.

    Mamen dedícate a ser organizadora de fiestas, se te da genial!! Yo te contrato para mi cumple... ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, yo a ti te organizo lo que tú quieras, corazón! ;P

      Eliminar
  2. ¡Poniendo el listón alto! Me encanta porque es muy mona la decoración pero no rimbombante y la comida es lo que tiene que ser en un cumple infantil. El diorama se sale.
    Enhorabuena por todo. Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! me alegro de que te haya gustado. Yo lo pasé muy bien con los preparativos y el cacahuete, aunque todavía no se entere de mucho, lo pasó genial, así que todos felices!

      Eliminar