¡Hola!

Cacahuete

Craft

Miscelánea

8 nov. 2016

De Segundos Hijos, Revoluciones Personales y Divagaciones Varias

Hace 6 meses que nació el Cacahuete pequeño. Sólo un día después de mi última entrada en el blog salíamos pitando para el hospital. La madrugada siguiente nacía mi segundo hijo y con él una nueva revolución.


Cuando tienes tu primer bebé todo tu mundo se pone patas arriba y cambia algo muy dentro de ti. Con el tiempo las cosas se van recolocando, te vas reconociendo a ti misma otra vez, recuperas un poco de individualidad, que no independencia, y te encuentras muy a gusto en tu nuevo 'yo' de madre. Por lo menos así fue como me ocurrió a mí.


Pero entonces llega tu segundo retoño y, ay, viene una nueva revolución. En este caso no es tanto una revolución personal como familiar. 

El Cacahuete mayor acogió a su hermanito sin ningún atisbo de celos, más bien todo lo contrario. Le quiere y le cuida como el que más. No le gusta hacer planes sin él, me riñe si no le atiendo a la milésima de segundo de empezar a llorar y desde el minuto uno siempre se ha preocupado de dejarle uno de sus coches (su mayor tesoro) a su lado en la cuna/cochecito/manta de actividades... para que lo tenga él. Así que por este lado me considero una afortunada no teniendo que lidiar con los temidos celos del mayor. Pero teniendo en cuenta que el padre de las criaturas trabaja más que full time, que yo por ahora trabajo en casa, exprimiendo bien las pocas horas en que el bebé está con su cuidadora, y que la familia la tenemos muy lejos, el caos doméstico está asegurado. El polvo se acumula irremediablemente, las lavadoras nunca se acaban, los pequeños arreglos y chapuzas se van sumando a una lista interminable, y nuestro día a día se convierte en una carrera contrarreloj para lograr terminar la jornada con los niños dormidos a una hora decente y algo medianamente sano que meter en el tupper del día siguiente.



Todas las semanas te dices que esa semana es muy mala por tal y por cual, que el próximo finde conseguirás ponerte al día de muchas cosas y organizar a la perfección la siguiente, pero en el fondo sabes que es mentira, que estás metida en un bucle infinito y no entiendes qué porras hacías con todo el tiempo que tenías antes de ponerte a procrear como una insensata.

Por favor, padres y madres del mundo, decidme que os pasa algo parecido o, en caso contrario, ¡contadme cuál es el truco para llegar a todo!

En fin ¿sabéis lo mejor? Que a pesar de todo, la maternidad me encanta, no he hecho en toda mi vida nada tan gratificante, tan bonito ni tan divertido. ¡Y la bimaternidad mola por 2!




2 comentarios :

  1. Hola! Me quedan 2 semanas escasas para conocer a la miniwini. Desde que soy mami no sé qué hacía con el tiempo, porque aún así no llegaba a nada... Supongo que con la maternidad traemos un doctorado también de organización. Ahora que como dices tú ya le empezaba a coger el hilo a uno, no se cómo voy a hacer el doble en el mismo tiempo...
    Un abrazo, te sigo desde el curso de Hello Blogging!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí! me acuerdo de ti y de tus ilustraciones, me encantan! Enhorabuena por tu segundo embarazo, ya veras que a pesar del caos inicial merece mucho la pena. Sólo ver al mayor proteger y cuidar al pequeño y al pequeño deshacerse en sonrisas en cuanto oye la voz del mayor... ya te quedas toda boba y se te olvida todo. Muchas gracias por estar por aquí!

      Eliminar