¡Hola!

Cacahuete

Craft

Miscelánea

11 ene. 2014

Mammaproof, o cómo salir de casa después de ser mamá

Obviamente cuando tienes un churumbel la vida te cambia un poco. Tus prioridades cambian, tus necesidades también. Pero mi maridito-joya y yo no hemos mutado de repente: la puerta del hospital no es como la de Lluvia de Estrellas, de la que sales convertido en... ¡padre idílico del año! No, no funciona así.

Hemos tenido que adaptarnos al cacahuete y él, poquito a poco, a nosotros. Ahora sólo falta adaptarnos al entorno para seguir siendo nosotros mismos again. Para eso lo primero es mentalizarse de que, aunque ahora sea más difícil, se pueden seguir haciendo casi las mismas cosas que antes.

El que piense que un bebé es poca cosa, que ocupa poco y que se puede llevar a cualquier parte está muy equivocado. Mi madre me dice "aprovecha ahora que es manejable"... ¡naranjas de la china! Un bebé, si no quieres romperte la espalda (todavía más), va en cochecito, que de "ito" no tiene nada; un bebé hace caca y en ocasiones con tanto ímpetu que rebosa hasta el cuello; un bebé llora con una capacidad pulmonar que ríete tú de la Caballé. De todo esto se deduce que necesitas ir a sitios amplios, con no demasiadas escaleras y dónde la gente sea mínimamente tolerante a los recitales del cacahuete. Así que hay que liarse la manta a la cabeza y salir de casa dispuesta a todo, a pesar de ir más cargada que un camión de mudanzas.



Por suerte, cada vez hay más sitios que se acuerdan de los que tenemos hijos y no queremos quedarnos en casa. Buscando cosillas por internet encontré una iniciativa, de la que ya había oído hablar antes de quedarme embarazada, y que había borrado de mi mente. Ahora me va a ser muy útil: Mammaproof.

Se trata de una iniciativa de puesta en común de lugares “family friendly”. No tienen por qué ser pensados ex professo para ir con críos, simplemente, por unas u otras razones, resultan cómodos para ir con ellos. Mammaproof edita una guía con estos sitios, #RutaMammaproof , y acaba de salir la de Madrid (por ahora creo que sólo tienen directorio de Barcelona y Madrid). ¡Y yo ya tengo la mía! Porque no pienso ir siempre de casa al parque y del parque a casa, no señor.



















Ya os diré qué tal me va de exploradora de sitios y planes chachis con el cacahuete ;)

5 comentarios :

  1. no te quejes ahora de que hace caca... porque aprovecha que lo hace en el pañal. Ya veras lo divertido que es cuando se lo quitas y le aparecen todas las necesidades posibles fuera de casa... que oportunos nuestros retoños. por lo menos el tuyo es niño. es mas facil. A Macarena la tengo loca con... No toques el water!!! no toque nada de los baños publicos!!! Jajaj. pobre mia. pero esa será otra etapa que aún no te toca. Bienvenida al maravilloso mundo de la maternidad. lo digo de verdad. sin ironias. y tu madre tiene razón con lo de manejable. Llevaran muchos trastos pero no muestran su verdadera personalidad aun... aunque berreen. Nosotros estamos entrando en el maravilloso mundo de la rebeldia... que ricos nuestros niños... cuando duermen. jajaja. un besito

    ResponderEliminar
  2. no te quejes ahora de que hace caca... porque aprovecha que lo hace en el pañal. Ya veras lo divertido que es cuando se lo quitas y le aparecen todas las necesidades posibles fuera de casa... que oportunos nuestros retoños. por lo menos el tuyo es niño. es mas facil. A Macarena la tengo loca con... No toques el water!!! no toque nada de los baños publicos!!! Jajaj. pobre mia. pero esa será otra etapa que aún no te toca. Bienvenida al maravilloso mundo de la maternidad. lo digo de verdad. sin ironias. y tu madre tiene razón con lo de manejable. Llevaran muchos trastos pero no muestran su verdadera personalidad aun... aunque berreen. Nosotros estamos entrando en el maravilloso mundo de la rebeldia... que ricos nuestros niños... cuando duermen. jajaja. un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, bueno, no adelantemos acontecimientos, poco a poco. Que éste sólo tiene 4 meses!! Je, je.

      Eliminar
  3. Es cierto eso de que uno no cambia mágicamente al convertirse en padre, cosa que, de alguna forma, esperaba que ocurriese. Seguimos siendo nosotros, pero con un bebé de por medio. Nada de conocer los misterios del universo, nada de ser capaz de renunciar a todo con resignación, nada de descubrir paciencia infinita... Ahora uno se da cuenta de que nuestros padres también serán así, y eso les da más mérito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De las cosas más importantes de las que me he dado cuenta en estos meses, es que mi madre es una "héroa", así, no una heroína, que suena como más pequeñita, no, no, una héroa!

      Eliminar